Contáctanos

Tips Windmade #2
Tips Windmade #2
   05/08/2020 17:25:00    0 Comentarios

El siguiente texto de buenas prácticas ha sido redactado con la ayuda de varios expertos de la industria náutica y esperamos que sea una guía para los dueños de embarcaciones.

Alentamos a los capitanes y tripulantes a que lean con atención y puedan revisar proactiva y periódicamente las partes críticas de sus embarcaciones y llamar a un experto en caso de dudas.

INTRODUCCION

Se recomienda a los dueños de embarcación inspeccionar sus botes como mínimo una vez al año y la inspección y survey de un profesional al menos cada 5 años. La inspección deberá incluir una revisión minuciosa de las áreas críticas a bordo como son: timón, sistema de gobierno, pernos del quillote en sentina, unión quillote/casco, cadenotes y terminales de obenques, mamparos estructurales, fogonadura (en caso de que sea mástil pasado), carlinga, mástil y botavara, crucetas, líneas de vida o guardamancebos, motor, saildrive o eje, etc.

La inspección también debe incluir posibles filtraciones en pasa cascos, circuitos de petróleo, motor, agua, gas y otros. Además, identificar jarcia móvil (drizas/escotas) y herrajes en mal estado. Adicionalmente, en caso de una varada o toque con el fondo, navegación con clima muy hostil o colisión; deberá realizarse una inspección y survey para chequeo general y específico.

El American Bureau of Shipping (A.B.S.) recomienda una inspección detallada cada 2 años y una profesional cada 6. La mayoría de las compañías de seguro internacionales exigen un survey profesional para una embarcación que cumple los 10 años. El survey debe indicar los elementos estructurales o de seguridad que el propietario debe cumplir para mantener su cobertura de seguro.

JARCIA

Cadenotes: Generalmente la atención se centra en obenques y estays, pero es de suma importancia inspeccionar los cadenotes y sus anclajes al casco. Principalmente en barcos más antiguos estos elementos pueden sufrir corrosión bajo la cubierta donde generalmente no están a la vista y se acumula la humedad. También se puede aplicar tintas penetrantes para identificar fisuras.

Ilustración 1. Rotura de cadenote bajo cubierta.

2) Tensores: Estos elementos cumplen un rol importante dentro de la jarcia, ya que nos permiten regular la tensiones. Es importante que los hilos se encuentren limpios y lubricados para que sea fácil realizar ajustes en caso de ser requerido. Generalmente los tensores “open body” cuentan con la parte central fabricada en bronce (cromado) y los extremos fabricados en acero inoxidable. Para estos casos se puede usar un lubricante en base a teflón como el “Sailkote”. Por otra parte, los tensores que son de cuerpo cerrado generalmente están fabricados completamente en acero inoxidable, en estos casos hay que tomar algunas precauciones ya que al ajustarlos con mucha carga se puede generar un fenómeno llamado “galling”, consiste en una soldadura en frio que puede llegar a trancar el tensor. En tal caso se recomiendo aplicar algún producto “Anti-seize” en los hilos. Por último, siempre se debe ajustar las tuercas de seguridad o instalar las chavetas para que los tensores no pierdan su ajuste.

Ilustración 2. Tensor tipo "open body".

Ilustración 3. Lubricante seco en base a teflón. Disponible en Windmade.

Ilustración 4. Lubricante anti-seize, gran desempeño a bajas velocidades.

3) Jarcia fija: La regla de oro de Hall Spars es que los obenques (cables o barra) deben ser reemplazados cada 10 años, a menos que el exceso de carga debido a condiciones de navegación, acorten su vida útil. La fatiga puede generarse por navegar en condiciones extremas, exceso de movimiento de la jarcia de sotavento o durante el traslado sobre el tráiler o por la exposición a un ambiente corrosivo. Cualquier indicio de hebra/s cortada/s requiere un reemplazo inmediato del cable. Debe prestarse atención permanente de la corrosión o cracking donde se junta el cable con el terminal que va al acollador o al anclaje del mástil. En áreas costeras de alta salinidad y altas temperaturas durante todo el año, la vida útil de la jarcia fija puede bajar a 5 años. Barcos en agua dulce generalmente tienen jarcia fija con una vida útil más larga, pero sujetas a fatigas después de años de estrés. Las roturas en las jarcia de barra se producen generalmente en el extremo donde se ensanchan para retener el fitting de unión respectivo.

Ilustración 5. Rotura de cable en la entrada del terminal.

Ilustración 6. Es clave que el toggle del estay permita libertad de movimiento en ambos ejes.

4) Estay de proa: Los extremos del estay de proa (sea de cable o barra), deben ser chequeados para asegurar que no se encuentre doblados. Es de extrema relevancia que los terminales del estay de proa permitan tanto el movimiento proa/popa como babor/estribor ya que, a diferencia del resto de la jarcia, la vela de proa ejerce cargas dinámicas sobre el estay de proa.

5) Pasadores: La mayoría de los accidentes con mástiles y obenques se producen por un pasador que se sale de su sitio. Cada pasador de contar con su respectiva chaveta, de tamaño apropiada, en buen estado y doblada adecuadamente alrededor del pasador. Y luego cubrirlo con silicona transparente en vez de tape, para que se pueda ver en todo momento.

Ilustración 7. La pérdida de una chaveta puede generar la caída del mástil.

6) Jarcia móvil: sufre un desgaste importante en especial debido al roce y exposición a la intemperie. Deben ser inspeccionados periódicamente en especial aquellos cabos que son sometidos a altas cargas como drizas de mayor y génoa o escotas de génoa. Hoy en día la oferta es muy amplia y existe un cabo para cada uso, además se pueden incluir calzas de dyneema para puntos de alto roce.

Ilustración 8. Escota genoa Gottifredi Maffioli de Soto 40. Alma de dyneema y forro de kevalr + polyester para soportar el roce el trimado constante.

MASTIL

La vida útil de estos puede variar, pero la regla general para Hall Spars es cambiarlos cada 20 años. Se debe inspeccionar frecuentemente el mástil para prevenir problemas. Los mástiles no solo se quiebran debido a una falla en la jarcia fija, sino que también en áreas específicas donde debe ponerse atención. Además, puede sufrir corrosión severa por corriente galvánica (tema que trataremos en un próximo “Tip Windmade”).

1) Fogonadura: la sección del mástil a nivel de fogonadura (donde el mástil cruza la cubierta) está sometida a la mayor fatiga en el tiempo. Esto en especial para mástiles que llevan precurva y que están sometidos a mucha carga de estay de popa, lo que produce una constante flexión a lo largo de los años. La mejor prevención es un buen Sistema de cuñas o Spartite. El exceso de movimiento en la fogonadura (incluido el lateral), reduce la vida útil. Poner especial cuidado con hacer alguna perforación en el mástil alrededor de esta zona e inspeccionarlo periódicamente para asegurar que no se estén desarrollando grietas. Cada perforación u orificios deben ser redondeados o tener esquinas redondas, evitar ángulos de 90° para no generar concentración de esfuerzos.

Ilustración 9. Sistema "Spartite" instalado en mástil de carbono. En cualquier barco de mayor desempeño esto es una obligación.

Ilustración 10. Extremo de cruceta con evidente corrosión.

2) Crucetas: estas deben ser inspeccionadas visualmente una vez al año. Los orificios para los obenques deben revisarse (y rellenarse en caso de ser necesario) en forma anual de manera que el obenque nunca se salga de la punta de la cruceta. Los protectores de crucetas no deben acumular agua. Atención también se le debe dar a la unión entre mástil y crucetas sea este a través de un anclaje continuo (thru bar) o anclajes independientes por ambos lados.

3) Puesta a punto del mástil: Para mayor performance y también para aumentar la vida útil, es muy importante una puesta a punto adecuada. Esto considera principalmente ajustar la tensión de obenques para que el mástil se mantenga derecho y centrado con respecto a ambas bandas. Una puesta a punto adecuada considera mantener control del obenque de sotavento para que no quede muy suelto durante la navegación en ceñida. Importante evitar navegar con vientos fuertes con la puesta a punto de obenques sueltos (para poco viento). Esto puede reducir en forma importante la vida útil del mástil. Sería importante contar con un tensiómetro o contratar a un especialista para que pueda revisar las tensiones con este elemento y tener la certeza de que las cargas sean parejas en cada banda.

Ilustración 12. Tensiómetros Loos&Co para distintos diámetros de jarcia. La puesta a punto del mástil debe realizarse con precisión.

Ilustración 11. Cuando el mástil flecta en exceso la jarcia de sotavento pierde tensión.

4) Corrosión: tanto mástiles de aluminio como los de carbono están expuestos a corrosión y los componentes deben ser inspeccionados y reemplazados de ser necesario. Los principales problemas se pueden presentar alrededor de los arraigos del boom vang, goseeneck y los extremos de mástil y botavara. Por lo general habrá corrosión donde estén en contacto elementos de distintos materiales, ya sean pernos, remaches o herrajes, estos deben ser instalados con Tef-gel o algún producto aislante

Ilustración 13. Tef-Gel, producto indispensable para la mantención de cualquier barco.

Botavara: tienen generalmente una vida útil más corta que los mástiles, especialmente en yates de regata que corren mucho recorrido entre boyas con mucho viento. En algunas clases one design se suele tensionar mucho el boom vang navegando en ceñida. Uno de los errores más comunes es derivar en una boya de barlovento para empopar, sin soltar el boom vang. Esto genera un estrés adicional que dobla la botavara y disminuye su vida útil significativamente o la rompe en ese momento. También durante alguna trasluchada mal ejecutada, la botavara puede llegar quebrase, para este efecto existen frenos de botavara, como en la mayoría de los casos, depende de cada capitán usarlo o no. Sin duda los lugares para centrar la atención son, conexión con el mástil, el arraigo del boom vang y arraigo de escota de mayor.

Ilustración 14. Rotura de botabara.

Ilustración 15. Cuando un mástil se viene abajo es todo muy confuso y se debe tener extrema precaución.

Cortador de obenques/estay: es importante tener a bordo una herramienta capaz de cortar la jarcia fija. Cuando se quiebra un mástil, la parte que queda en el agua puede fácilmente generar daños en el casco y potencialmente el hundimiento de la embarcación. Estas herramientas a veces son hidráulicas y pueden usarse para obenques trenzados y barra. Para embarcaciones pequeñas, lo mínimo es llevar una sierra de fierro y una hoja nueva de reemplazo.

El contenido de este artículo, a pesar de ser preciso, no incluye todas las posibles mantenciones preventivas que debe seguir un propietario para asegurar una operación segura y en el largo plazo de su embarcación. El desgaste de las embarcaciones puede ser de diferentes índoles. En caso de dudas, por favor consulte a un profesional para asesoría e instrucciones de mantenimiento, inspección, reparación u operación de su embarcación.

Fecha: 04-05-2020

Contáctanos