Contáctanos

Tips Windmade #3
Tips Windmade #3
   05/28/2020 12:54:41    0 Comentarios

El timonel gira la rueda y el velero cambia de rumbo. Es simple y divertido en días tranquilos, y emocionante cuando el viento aumenta. Pero ¿alguna vez giraste la rueda y descubriste que ya no tenías control sobre la embarcación? Probablemente el corazón se detiene y se experimenta esa sensación de incertidumbre y todo el placer de navegar desaparece, el velero está fuera de control. Según las condiciones, esto podría significar un viraje, una trasluchada y quizás un accidente o colisión con otra embarcación u obstáculo. La tripulación, el barco y las embarcaciones cercanas están en riesgo.

Ilustración 1. Sensaciones únicas al timonear el X4.6.

Al analizar la navegabilidad de un velero, el casco, el equipamiento y los sistemas asociados se pueden dividir en niveles:

  • Esenciales
  • De apoyo
  • De lujo

Los elementos esenciales son vitales para la navegación y la seguridad de quienes están a bordo. Si bien, el equipo en cada nivel puede variar según el criterio de cada uno, pero todos deberíamos coincidir en que el sistema de gobierno es esencial. Está en la lista corta, justo al lado de flotabilidad y propulsión. Después de todo, esas son las tres características básicas que definen un barco.

  • Flotabilidad
  • Control
  • Propulsión

Hay capitanes que conscientemente han optado por ignorar el mantenimiento del sistema de gobierno, sugiriendo que siempre podrían recurrir a una caña de emergencia. Esa teoría tiende a deteriorarse tan pronto como se intenta quitar la placa de cubierta para instalar la caña de respeto. Si el sistema de gobierno no ha sido mantenido, la instalación y uso de la caña de respeto probablemente no será expedito (asumiendo que hay caña de respeto…). Incluso si el timón de emergencia está instalado, su uso suele ser muy incómodo y demandante físicamente.

Una solución alternativa que no siempre se considera de inmediato, es activar el piloto automático que generalmente está conectado al cuadrante bajo cubierta. En una crisis, es una solución, pero solo si el resto del sistema de gobierno no se encuentra comprometido.

Ilustración 2. Layout de cañas de respeto más comunes.

Al final, ignorar el mantenimiento de un sistema esencial y tener una falla, significa que probablemente no habrá una verdadera solución abordo. La autosuficiencia para operar y solucionar problemas abordo son aspectos claves de la navegación. En resumen: ¿Desea ser ese caso de estudio que se examina en cada seminario de seguridad en el mar? Si la respuesta es NO, siga leyendo este artículo.

Ilustración 3. Cuando se compromete uno de los 3 componentes esenciales es muy difícil resolverlo de manera autónoma.

Acá hacemos un llamado a revisar los protocolos de mantenimiento de cada embarcación según lo indicado por el fabricante y sus proveedores.

Sistemas de gobierno

La mayoría de los veleros tienen sistemas de gobierno mecánicos o hidráulicos. De los dos, muchos navegantes prefieren los sistemas mecánicos porque generalmente brindan mayor sensibilidad en la rueda de timón. Esto se traduce en una retroalimentación al timonel, quien al instante sabe si las velas necesitan ajustes para navegar mejor.

Acá abordaremos el sistema de gobierno mecánico más convencional, aquel que transmite el movimiento de la rueda hacia el timón mediante una cadena, cable de acero inoxidable y un cuadrante. Algunas embarcaciones, especialmente las más nuevas con doble rueda y 1 o 2 palas de timón cuentan con ejes de palier para transmitir el movimiento, eso lo abordaremos en otra oportunidad.

En la mayoría de los casos el sistema está compuesto por los siguientes elementos

  • Rueda de timón
  • Eje (steerer shaft)
  • Engrane (sprocket wheel)
  • Rodamientos
  • Cadena
  • Cables
  • Terminales de cables
  • Cuadrante
  • Fundas de cables (solo en algunos casos)

Ilustración 4. Sistema de gobierno montado dentro del pedestal.

Ilustración 5. Sistema de gobierno montado sobre el cuadrante bajo cubierta.

Los bujes, rodamientos y chavetas requerirán un reemplazo eventual. Las piezas más grandes, como el eje y el engrane sobre el cual trabaja la cadena deben ser inspeccionados visualmente. Los pedestales también se desgastarán eventualmente, pero se espera que duren décadas si se toman las precauciones adecuadas.

Si su embarcación tiene un sistema hidráulico, inspecciónelo regularmente. Los fluidos deben revisarse y completarse o reemplazarse, los ejes del cilindro deben limpiarse y engrasarse, y deben seguirse las recomendaciones adicionales del fabricante. Se pueden contar con repuestos y aceite hidráulico, pero las reparaciones en el mar siempre son un desafío.

Cadena y cables

Estos elementos son los responsables de transmitir el movimiento desde la rueda de timón hasta el cuadrante acoplado el eje. Probablemente son los que mayor desgaste sufren por lo que la inspección debe realizarse al menos una vez al año y antes de cualquier navegación oceánica.

Primero que nada, se deben quitar todos los paneles de acceso para inspeccionar el sistema. Se deben examinar todos los componentes, los topes y seguros son vitales para que el timón tenga un recorrido limitado y la cadena no pueda sobrepasar la rueda dentada. Se debe inspeccionar la cadena para asegurar que todos los eslabones se muevan libremente. Los cables no deben tener hebras cortadas, especial atención la zona de las poleas y terminales.

Ilustración 7. Especial atención en los terminales de los cables.

Ilustración 6. Vital la inspección de cadena y cables.

Esté atento a la desalineación y rozadura de los cables, especialmente después de haber hecho trabajos o modificaciones en la zona. Los cables deben estar alineados con las guías del cuadrante, de lo contrario podrían ser áreas de alto rose. Aplicar grasa en las guías del cuadrante dará mayor suavidad en el timón.

Ilustración 8. Revisar alineación de cables sobre las guías del cuadrante.

Gire la rueda con fuerza en una dirección y luego con fuerza en la otra. Escuche y sienta cualquier cosa que se parezca aun chirrido, un alto nivel de fricción, juego excesivo o inconsistencias en el movimiento. Cuando la rueda gira, el timón debe moverse, cualquier retraso significa que los cables están sin tensión. Esto es más fácil y seguro con ayuda de otra persona, así los componentes de la cubierta superior e inferior puedan ser inspeccionados visualmente mientras el sistema está en movimiento.

Aísle partes del sistema para probarlas por separado. Por ejemplo, desconectar los cables del cuadrante es una forma sencilla de aislar el eje de la rueda, los cojinetes del timón y las poleas. Así se podrá probar y revisar cada sistema independientemente.

Ilustración 9. Lubricantes recomendados por Edson Marine.

Un sistema de cadena y cable requiere lubricación regular. Esto protege los componentes del desgaste excesivo y la corrosión. La cadena y el cable se lubrican mejor con un producto especializado como “ChainCare+” de Edson Marine. Este producto está diseñado específicamente para penetrar los eslabones de la cadena y permanecer en su lugar para protegerla contra la corrosión. Se puede usar un aceite delgado de motor como alternativa, pero se requerirán aplicaciones más frecuentes. La grasa no es apropiada aquí porque no penetra lo suficiente.

Si el sistema de gobierno cuenta con fundas para los cables, esa sección del cable debe lubricarse con grasa de teflón. Se recomienda cambiar las fundas cada 3-6 años según el uso que haya tenido la embarcación.

Un sistema bien mantenido durará más. Sin embargo, ciertos componentes aún se desgastarán. El conjunto de cadena y cable es el elemento más importante que se debe reemplazar, cada 7 a 10 años en un entorno de agua salada. Este debería ser un plazo conservador para evitar fallas por corrosión o fatiga. Sin embargo, si se han realizado singladuras extensas, se acortará este período de tiempo recomendado. Una inspección visual del cable de gobierno puede revelar hebras rotas, pero en ese momento es una suerte que el cable no haya fallado. Además, los eslabones ocultos de una cadena de rodillos no se pueden inspeccionar por corrosión o grietas a simple vista sin un desmontaje destructivo. Reemplazarlo la vieja cadena y cable por un nuevo kit, es la ruta más segura y rentable. Quizás si se navega en lugares muy aislados es recomendable contar con un kit de cables de repuesto.

Ilustración 10. Kit de remplazo de cadena y cables.

Poleas

Las poleas son un elemento crucial en estos sistemas, generalmente son de difícil acceso y sin duda son un punto de alto desgaste para los cables de gobierno. Algunas cuentan con bujes, estos deben lubricarse con aceite ligero (pruebe con aceite de motor de 30 W). Las poleas que contienen rodamientos de polines deben ser lubricadas con grasa de teflón. (ejemplo Super Lube). Las ruedas de las poleas pueden sucumbir por corrosión debido a la intrusión de agua salada y requerirán reemplazo.

Ilustración 11. Poleas, generalmente acá se cortan los cables.

Ilustración 12. Revisar estado y desgaste de las poleas.

Recomendable la inspección para comprobar el estado de las poleas, también hacerlas girar para asegurarnos que se muevan sin problemas. Es importante que la polea tenga un diámetro al menos 20 veces mayor que el diámetro del cable, esto incide directamente en la vida útil del cable y es un error común. Sin embargo, en la mayoría de los astilleros manejan esta información por lo que no debe ser problema en barcos de serie.

Ilustración 13. Pala de timón, eje y rodamientos, elementos muchas veces olvidados por los capitanes.

Bajo la línea de flotación

Hasta ahora hemos hablado solo del sistema de gobierno sin incluir la pala de timón, su eje y los cojinetes o rodamientos de este. Es importante contemplar que estos elementos están bajo la línea de flotación por lo que se debe poner especial atención. En principio debería ser suficiente una inspección visual, combinada con las sensaciones al mover el sistema para un diagnóstico inicial. Ideal hacer esta inspección con el barco en tierra para mover la pala de timón directamente. Anteriormente hablamos de aislar los sistemas para probarlos por separado, es una buena idea hacerlo para revisar esta área.

En un barco con más de 7-10 años o que ha tenido varios dueños y se desconoce los protocolos de mantenimiento, seria recomendable desmontar la pala e inspeccionar el estado del eje y los rodamientos.

Ilustración 14. Aplicar Sika entre el eje y la pala de timón.

En la parte superior de la pala de timón, donde emerge el eje es importante aplicar un filete de silicona (Sicaflex 221) para evitar la entrada de agua, ya que el interior generalmente es de espuma de poliuretano y la intromisión de agua puede causar problemas en la estructura. Es probable que este sello se desgaste con el tiempo y sea necesario renovarlo. Así mismo, si la pala recibe algún golpe es importante revisar y dejar secar antes de una reparación si fuere necesario.

Al estar esta parte del sistema de gobierno en contacto con el agua, es propensa a sufrir corrosión electroquímica. Sin duda el tema de corrosión química y electroquímica lo abordaremos mas adelante ya que es muy amplio e importante. Sin embargo, se debe tener precaución al pintar el antifouling ya que estas pinturas generalmente contienen metal (cobre) y se puede generar corrosión en el eje de timón y otros componentes. El fabricante de sistemas de gobierno “Jefa Rudder” hace un llamado a dejar un margen de 50 [mm] del eje y los rodamientos y aplicar en esta zona un antifouling que no contenga metales.

Ilustración 15. Margen de elementos metálicos al aplicar antifuiling en base a cobre.

Ilustración 16. Corrosión electroquímica severa en eje de timón.

Ilustración 17. Un ejercicio simple nos permitirá regular el sistema de gobierno.

Para verificar la tensión adecuada, gire la rueda hasta uno de los extremos y luego cuelgue un peso de 10-15 [kg] en el borde de la rueda. El resultado será que un cable estará bajo tensión y el otro estará flojo. Con cuidado ajuste el cable que esta flojo hasta que tenga tensión. Tenga en cuenta que demasiada tensión en el sistema dará como resultado un timón rígido y un desgaste prematuro de las superficies de los cojinetes. Si siente que el timón quedo muy duro solo quite un poco de tensión al sistema. Finalmente instalar los seguros para que el sistema no pierda la tensión. Con el timón en reposo debería ser posible empujar el cable 1-2 [cm] aplicando un peso de 5 [kg].

Las fallas

La falla de gobierno más común se debe a una baja tensión de los cables, esta también es la falla más fácil de prevenir. Generalmente durante la navegación un cable trabaja más que el otro según la amura en que se navegue, esto sumado a la baja tensión del sistema puede ocasionar que el cable sin tensión se desmonte de la polea o se caiga de la guía en el cuadrante.

Otra falla común es la rotura de alguno de los cables, llegar a este punto evidencia un escaso mantenimiento. En veleros nuevos no debería ser un problema, en veleros más antiguos con más de 7-10 años son mas propensos.

Ilustración 18. El mar muchas veces es un entorno hostil e impredecible. Los sistemas esenciales deben estar en perfecto estado.

Con una inspección regular, lubricación y reemplazo de componentes claves, se asegura en gran medida el funcionamiento correcto del sistema de gobierno. Sin embargo, es recomendable probar los sistemas de gobierno de emergencia y asegurar su correcto funcionamiento.

Fuentes:

Cruising world https://www.cruisingworld.com/story/how-to/inspecting-sailboat-steering-system/

Jefa Steering Systems https://www.jefa.com/steering/steering.htm

Edson Marine https://edsonmarine.com/

X-Yachts https://www.x-yachts.com/en/about/qualities/build-quality/

Fecha: 28-05-2020

Contáctanos