Contáctanos

J/99
J/99
   08/09/2020 15:06:41    0 Comentarios

Había venido a probar el nuevo J/99, en modo double-handed con el representante británico de J/Boats, Paul Heys. Era una fría y tempestuosa mañana de enero, en diez minutos nuestra tranquila partida quedó casi olvidada cuando salimos a las aguas de Southampton. Nuestros sentidos se despertaron desde todos los ángulos gracias al viento norte y nuestro gennaker de 100 [m²].

velero J/99 navegando a toda vela

El tan esperado J/99 apunta a un creciente grupo de navegantes que disfrutan de las regatas en duplas. De los 38 pedidos ya confirmados (a mayo 2019), más de la mitad de los nuevos propietarios tienen esta intención.

El nuevo diseño incorpora algunos cambios interesantes que permitió al J/99 competir en este nuevo mercado. Desapareció el bauprés retráctil y el foque enrollable, dando paso a un formato más llamativo: un bauprés fijo y a un foque con soft-hanks (garruchos textiles). A pesar de las innovaciones, este sigue siendo un "J" en su apariencia y sensaciones de navegación.

Desde el primer momento en el cockpit del J/99, me sorprendió su enfoque sencillo y resuelto. El manejo simple de las velas, la cabina limpia y bien diseñada, el timón dinámico y receptivo. El J/99 se sintió ligero y traducía directamente cada racha en un aumento de la velocidad. En comparación con el Class 40 en los que he competido en los últimos años, el J/99 se sintió como un go-kart: ágil y poderoso..

Cockpit del velero J/99 navegando a toda vela

Una navaja afilada

Al navegar en ceñida atravesamos el agua como un cuchillo a través de la seda, alcanzando 6,7 nudos de velocidad a un ángulo de viento real de 38°, con una intensidad de 17 nudos. Navegando con mayor completa y foque #J2, el barco se sintió ligeramente sobre potenciado sobre los 20 nudos de viento, pero resultó fácil de manejar.

velero J/99 ciñiendo a toda vela

El barco es estable, aunque dos personas en la borda mejorarían la velocidad en ceñida. Sin embargo, esta es la realidad de los barco shot-handed y una vez que se escoran, el ángulo permanece estable y cómodo. En todo caso el J/99 cuenta con la opción de 1 water-ballast de 200lt por banda, equivalente a 3 tripulantes sentados en la borda, una opción genial para navegación en duplas.

La navegación en ceñida requería muy pocas correcciones de timón, el velero estaba increíblemente bien equilibrado. Las rachas se podían manejar fácilmente con un suave movimiento de timón y un ajuste en la escota de mayor. Dejamos que el piloto automático se hiciera cargo un tramo de ceñida. Aunque el rendimiento fue bueno, rápidamente tome el timón ya que es un agrado llevar este velero.

El cockpit es grande (un tercio de la longitud total de la cubierta) y cuenta con amplios asientos. A popa de la escota de mayor el área es amplia y plana. Hay dos winches sobre la cabina para drizas y dos primarios junto al timonel para las velas de proa.

La tripulación puede sentarse en los asientos del cockpit o sobre la cubierta, ambas alternativas son cómodas. Hay espacio para sentar a dos tripulantes, uno al lado del otro en estos asientos.

El foque se controla utilizando una combinación interesante de carro longitudinal, y puño flotante (in&out + up&down). Al llevar la escota a una roldana en la banda, se puede lograr un barverhouler al soltar completamente el in&out y el up&down.

Las viradas, incluso con las escotas de foque cruzadas (trimando en winche de barlovento) fueron rápidas y fáciles. El foque #J2 se puede cazar la mayor parte del tiempo a mano y el trimado fino se hace con winche. El cockpit está tan bien configurado, que una virada en solitario sería igual de fácil.

El traveler, la escota de mayor y el popel están al alcance del timonel. Con las escotas de foque o gennaker cruzadas, para el timonel es fácil trimar la vela de proa.

Cockpit del velero J/99 navegando a toda vela

El boom vang está posicionado cuidadosamente sobre ambas bandas y es lo suficientemente largo como para llevarlo hasta el timón. La posición de timón es cómoda con una vista fantástica hacia delante, aunque me imagino que se puede sentir algo expuesta en condiciones más duras de ceñida.

Al virar, el timonel puede pasar fácilmente detrás de la escota de mayor, sin obstáculos, dejando el cockpit libre para los demás tripulantes. El J/99 cuenta con caña de gobierno ya sea para la versión de 1 ó 2 palas de timón. También esta la opción con rueda de gobierno, pensando en un programa más crucero.

La caña de timón está curvada hacia arriba para permitir el montaje de una balsa salvavidas debajo, una posición habitual para veleros de alta mar y muy sensata, ya que mantiene el peso fuera del espejo de popa y es fácil activarla.

Cockpit del velero J/99 navegando a toda vela

Área vélica significativa

Con vientos suaves, el J/99 es impactante, versátil y muy divertido. El gennaker A2 de 100 [m2] tiene un tamaño generoso y en el test, nos proporcionó una navegación emocionante en ángulos de hasta 135° real, con una velocidad competitiva y potente (navegando a 8.4 nudos a 146° real). Esta vela permite navegar en ángulos más profundos, con el tackline un poco suelto para que el globo vuele un poco hacia barlovento. Con esta configuración pudimos navegar hasta ángulos de 170°.

Cuando el viento aumentó a 25 nudos, el timón comenzó a sentirse pesado por el gran gennaker. Una racha me tomo por sorpresa y nos fuimos a la orza sin alcanzar a reaccionar. Esto no quiere decir que la opción de una sola pala y quilla IRC de espada que probamos, tenga poca respuesta: sólo con un buen tirón de caña pudimos poner el barco en su sitio. Un gennaker como este, en un día arrachado requiere concentración del timonel.

Aunque por otro lado, para entrar en un espacio ajustado en la marina, la pala de timón única entregara muy buen grip y control de la embarcación y la maniobra resultara más fácil y segura.

Con la configuración de quilla de espada (optimizada para IRC/ORC) y no con bulbo (standard) y para navegaciones largas en popa con condiciones complicadas, la opción de doble pala sería recomendable. Esto evita dolores en los brazos o broaches por lapsos de desconcentración. Hasta ahora, 12 de las 38 órdenes (a mayo 2019) se han configurado con doble pala. Esto ayuda a reducir el gasto energético del piloto automático y se puede combinar con wáter ballast. Si se navega con una pala de timón y quilla de espada, como la unidad testeada por nosotros, puede ser conveniente utilizar un piloto de mayor potencia.

Para aleta/cuadra usamos el código 0 sin cable de torsión con una superficie de 66 [m²], con un tackline 2:1 en el bauprés, esta vela es imprescindible para programas de alta mar. Izamos la vela y en cuestión de segundos corríamos por el Solent alcanzando 9 nudos a un ángulo de 110° de viento real.

El manejo de las velas en popa fue tan fácil como en ceñida. Incluso para una tripulación inexperta como nosotros.

Versatilidad del diseño

Aunque estos barcos se pueden navegar con una tripulación completa de seis personas, se destacan los aspectos de diseño que hacen del J/99 un barco ideal para tripulaciones reducidas: el cockpit, la cubierta y el aparejo. Es simple y sencillo, pero todo está donde debería estar y me sentí instantáneamente como en casa.

No se deje engañar pensando que este barco es un caballo loco. La clave está en una inteligente adaptabilidad a la experiencia, capacidades e intereses de cada navegante.

Como dije, hay algunos aspectos fundamentales de diseño que posicionan al J/99 para regatas de alta mar en duplas, pero J/Boats ha mantenido un pie en las regatas barlovento-sotavento o costeras, haciendo un velero con un diseño y características que prometen un gran rendimiento general.

El nuevo diseño de bauprés fijo conserva la longitud suficiente para usar un gennaker potente, pero también permite a los propietarios combinar configuraciones de spinnaker simétrico y gennaker asimétrico, un factor que se está volviendo cada vez más popular en las regatas de alta mar.

Cockpit del velero J/99 navegando a toda vela

El mástil de aluminio (apoyado sobre quilla) fue diseñado por AG + Spares Company, exclusivamente para el J/99. Tiene integrado un riel Antal que soporta tanto una vela mayor con gratil de cabo como patines o carros. Esto permite que un propietario pueda cambiar entre una mayor de regata y una de crucero sin problemas.

El J/99 tiene una manga máxima 3.4m, posicionada bastante atrás. Esto le da una mayor estabilidad de casco comparado con los anteriores modelos de J/Boats. Sin embargo, a diferencia de sus rivales más cercanos como el JPK 1010 y el Sunfast 3200, el J/99 no cuenta con cantoneras en popa. Las líneas de casco más tradicionales le dan un mayor rendimiento general y deberían ofrecer una mayor versatilidad para distintos formatos y programas de regata.

Bajo cubierta

El J/99 no está orientado para aquellos que buscan un interior lujoso o máximo confort. Debajo cubierta hay un diseño funcional para el crucero de fin de semana, incluidas las cabinas gemelas de popa, poco habitual en barcos de esta eslora.

Cockpit del velero J/99 navegando a toda vela

El salón cuenta con una mesa central en torno al mástil. Los asientos en cada banda cuentan como literas. Hay una opción para instalar camas adicionales sobre estos asientos, aumentando la capacidad de 6 a 8 personas para dormir. Ocho personas puede ser un exceso para este  barco, pero es bueno que exista como opción.

Tour Virtual

La cocina es básica pero cuenta con todo lo necesario: cocina de gas de dos quemadores, lavaplatos y suficiente capacidad de almacenaje. La proa del barco es un área/pañol de velas. El baño está a proa del mamparo principal y sólo cuenta con WC. Sería una buena idea agregar pasamanos extras para condiciones más duras.

Las baterías AGM son estándar en este velero, una de 70 Ah para arranque del motor y una de 100 Ah para consumo. El alternador se utiliza para cargar ambas baterías.

Nuestro veredicto

El nuevo J/99 llega a un área de mercado muy competitiva. Se enfrenta a una competencia dura, pero no se equivoquen: este nuevo diseño llega para llevarse una cuota del mercado. No busque adornos porque este barco se trata de un excelente rendimiento de navegación, más allá de lujo o confort bajo cubierta.

El J/99 llega cuando parecía que JPK y Jeanneau dominarían el mercado doublé-handed. Creo que el J/99, con su área de vela ligeramente más grande y una forma de casco más versátil, cautivara a varios navegantes en los próximos años.

Es un velero divertido y poderoso, pero manejable en todas las condiciones. Está cuidadosamente configurado para navegar en dupla y no requerirá una gran cantidad de tripulación para competir en una regata de fin de semana. Se adaptará a los navegantes que disfrutan de las regatas costeras y de alta mar y a los que están buscando un barco que sea un placer de navegar y con la garantía de un J/Boats.

Contáctanos